Un padre de familia protagonizó un caso de presunta legítima defensa en Usaquén: se enfrentó a tres motoladrones que pretendían despojarlo de su vehículo y, en medio del tenso forcejeo, habría abatido a uno de ellos. 

El hecho ocurrió en el barrio Villa Magdala, a la altura de la carrera 16 D con calle 154, lugar hasta donde se desplazó una patrulla de la Policía. Allí encontraron el cuerpo del delincuente tendido en el suelo y con una gran acumulación de sangre que derramaba de su cuerpo (lago hemático). Al costado del cadáver se encontraba un revólver.

En en lugar de los hechos estaba un ciudadano, quien manifestó que minutos antes aproximadamente tres sujetos intentaron hurtarle su vehículo, realizándole varios disparos impactando su vehículo marca Toyota Corolla color negro.

También puedes leer: “Responder a violencia con violencia es nuestra eterna desgracia”: Claudia López sobre desmanes

La potencial víctima se habría defendido sacando un arma de fuego de uso personal que portaba y disparó a uno de los delincuentes que pretendía hurtarlo.

La Policía se encuentra realizando la verificación de los videos de seguridad de las cámaras de sector y en la recolección de la información que permitan establecer las causas del hecho.