Varias aromáticas calmaron a doña Miladis en los instantes previos a la final de los 400 metros. Diez minutos antes, una oración de mamá, amigas y vecinas.

Emoción y tensión durante 44:08 segundos en la vivienda de la mamá, de quién ahora llaman sus vecinas, Anthony Plata’.

 

Podría gustarle: ¡Fantástico! Anthony Zambrano: plata en los 400 m planos de los Juegos Olímpicos

 

Esa plata sabe a oro, y un oro bien fuerte, bien puro“, dice con orgullo, la mamá de Anthony Zambrano, Miladis Zambrano.

Al final, se confundieron las emociones. Entre recuerdos de momentos difíciles cuando llegaron a Barranquilla desde su departamento natal La Guajira y se instalaron en un barrio popular en la capital del Atlántico.

 

Lea también: Incautan explosivos que serían utilizados para cometer atentados en Bogotá

 

“El mejor, y verlo ahí montado en ese pódium, es lo más maravilloso de este mundo que pude sentir”, afirma Miladis Zambrano.

Fue el regalo anticipado de cumpleaños que recibió doña Miladis. Él le prometió una medalla y le cumplió. “Tanto que le pedía a mi Dios, Dios escucha siempre mis ruegos”.

 

Conozca más: Dramático relato sobre agresión durante el partido Nacional vs. Santa Fe

 

Anthony es el guerrero de doña Miladis que expresa ese amor profundo de madre. “Allá en su corazón, él sabe que yo estoy con él. Esta mañana se lo decía, me tienes ahí a tu lado“.

Miladis se quedaba corta en sus palabras, pero no dejaba de resaltar las condiciones de su hijo. “Con mis nervios, no dejaba de llorar“.

 

Lea también: Denuncian que alimentan con comida vencida a adultos mayores en centro de cuidado de Bogotá

 

Esta es la historia del hombre que a los 23 años coronó su primera medalla Olímpica. Una historia de superación de una madre y su hijo. De una madre que cuando llegó a Barranquilla trabajó como empleada doméstica mientras él conducía mototaxis.