Un hecho insólito sacude a España, luego de que Andrea, una joven de 15 años y quien es una de las mejores jueces del colegio arbitral de Málaga, le contara a Antena 3 las razones por las que tuvo que dejar de pitar partidos de fútbol.

Constantes insultos y amenazas por parte de los pequeños jugadores, los cuales tienen entre 8 y 10 años, y los papás de estos han hecho que la joven haga la denuncia pública para que esto no se repita. «El jugador número siete me dice te voy a matar por no haber pitado la falta» y la mamá dice «a ver si te vamos a tener que pegar cuando acabe el partido» son algunas de las palabras que la menor tuvo que aguantar en pleno encuentro.

Mira también: #HenryRojasDay, el día en el que un gol silenció 38.000 almas santafereñas

«Es vergonzoso, se repite siempre. En todo los partidos hay padres que no educan bien a sus hijos, les llevan pensando que son los mejores y critican todo. Los árbitros también somos personas», por esta razón fue que decidió dar un paso al costado.

Mira la historia: 

Publicidad