En el último día de montaña y cuando las dudas se cernían sobre él, el colombiano Egan Bernal (Ineos), apoyado en su gran equipo, solventó la etapa reina con maestría y sentenció la carrera, quedando segundo en esta última etapa montañosa, cedió en la meta 24 segundos con respecto a Caruso, en la víspera de la contrarreloj final de 30 km en Milán.

El italiano Damiano Caruso, más valiente que nunca, se llevó la jornada tras un lejano ataque y consolidó su segundo puesto de la general.

Podría leer: Es apremiante acelerar nuestras metas de seguridad alimentaria y nutrición: primera dama

Fue la etapa más vistosa de la carrera, con el francés Romain Bardet y Caruso poniendo en jaque la carrera, especialmente el transalpino, que se valió de Pello Bilbao para intentar dar un vuelco imposible a la general.

Nunca se puso nervioso Bernal, que tuvo en Jonathan Castroviejo y en Daniel Felipe Martínez a sus dos mejores gregarios. Ni en San Bernardino, ni en Spluga, ni en Alpe Motta abandonaron a su líder, que saldrá en la contrarreloj final de este domingo con 1:59 de ventaja sobre Caruso.