El Mundial de Rusia 2018 se está convirtiendo en un evento enigmático, en el que se rompen todos los récords y pronósticos. Esta vez, Alemania perdió con Corea del Sur y se convierte en la primera vez que el equipo ‘teutón’ es eliminado en la primera ronda de una copa del mundo.

Los goles de los coreanos (véalos aquí) en el ocaso del partido sentenciaron la mala suerte de Alemania.

La posibilidad de que la Mannschaft quedara eliminada en la primera fase del torneo era impensada en el mundo entero, pero ésta tomó fuerza con la derrota 1-0 ante los aztecas en el debut y luego con la sufrida victoria 2-1 ante Suecia.

Pálida imagen

Las críticas a la Mannschaft pese a la victoria 2-1 ante Suecia, luego del traspié contra México (1-0), obligaron a Joachim Löw a meter mano en el once, y jugadores como Mesut Ozil o Sami Khedira volvieron a tener una nueva oportunidad tras su ausencia ante los escandinavos.

Publicidad

El sacrificado en esta ocasión fue Thomas Mueller, titular en ambos encuentros pero con bajo desempeño, por lo que su lugar lo ocupó Leon Goretzka. Arriba se mantuvieron Timo Werner y Marco Reus, pero siempre dentro del 4-2-3-1 de Löw.

Con mejor control de la pelota pero errática en el pase final, los campeones del mundo volvieron a mostrarse poco contundentes, cayendo en imprecisiones en buena medida por la telaraña que montaron los surcoreanos para defenderse.

Los asiáticos no regalaban nada, y más bien fueron los que pusieron en peligro a la Mannschaft, gracias a un rebote que Manuel Neuer desvió en dos tiempos tras encajar mal un remate de Jung, y luego un disparo alto de Son.

Con escaso volumen de juego, Alemania hacía realmente muy poco para vulnerar a Jo, quien apenas entró en juego sin demasiado riesgo. Alemania entraba en lagunas, y ni Ozil ni Toni Kroos, o el mismo Reus, aportaron soluciones.

*Con información de AFP.

Lea más notas curiosas del Mundial aquí