El tenista suizo Roger Federer, considerado por la opinión especializada como el mejor de todos los tiempos en este deporte, tendrá que aplazar su regreso a las canchas por una nueva cirugía.

Federer explicó este miércoles a través de sus redes sociales que tuvo algunos retrasos en su rehabilitación inicial, por lo que tuvo que hacerse una artroscopia en la rodilla derecha.

Así las cosas, ‘Su majestad’ anunció que espera regresar para inicios de 2021, por lo que se perdería todo el resto de la temporada, que se encuentra frenada por la pandemia mundial de COVID-19.

Sin embargo, al deportista se le nota optimista, ya que la última vez que tuvo que ausentarse por tanto tiempo, volvió con un gran nivel y ganó dos Grand Slam. Algo que parecía imposible para una persona de su edad (38 años actualmente).

«Ahora, como hice antes de la temporada de 2017, planeo tomar el tiempo necesario para estar al 100% preparado y a mi mejor nivel», escribió la leyenda del tenis.

 

Cabe mencionar que Roger Federer, ganador de 20 torneos de Grand Slam, fue operado por primera vez de la misma rodilla el pasado 19 de febrero, y su regreso estaba previsto para finales de junio.

Retos… es lo que hay

El suizo, actual número cuatro del escalafón de la ATP (Asociación de Tenistas Profesionales), tendrá a su regreso el reto de ganar la medalla olímpica, aprovechando el aplazamiento de los JJ.OO de Tokio que se desarrollarán en 2021.

Si bien Federer ya logró la presea de oro en Beijing 2008 junto a su compatriota Stan Wawrinka, esta vez podría tener su última oportunidad de conquistar el honor en la categoría individual.

Por otro lado, los seguidores del tenis podrían ver a Federer con su máximo nivel, como aquella vez en 2017 que regresó triunfante al alzar los trofeos de Australia y Wimbledon.

Y por supuesto, su gran desafío será vencer en los libros de historia a Rafael Nadal y Novak Djokovic, quienes no ceden en la presión por superar todos los récords del suizo.