Si usted por razones laborales o académicas decide irse del país o está fuera de él, no está obligado a seguir cotizando pensión. Sin embargo, el dinero que haya ahorrado en cualquiera de los dos regímenes se le devolverá hasta cuando cumpla 62 años en el caso de los hombres y 57 en el de las mujeres.

Es por esto, que expertos en temas pensionales como Jorge Llano, exvicepresidente de Asofondos, aconsejan seguir cotizando pensión desde el exterior y ¿Cómo hacerlo?

Jorge Llano – Economista y Magíster en economía de la Universidad de los Andes

Los convenios, el aporte regular o los aportes voluntarios son las herramientas que tienen los colombianos para hacer pagos a seguridad social cuando están viviendo fuera del país.

Los criterios importantes a tener en cuenta para el proceso de cotizar pensión desde el exterior son preguntarse si se desea regresar al país y en dónde está cotizando actualmente, es decir si su dinero está en un fondo privado o en el público.

“Siempre es mejor seguir cotizando para que cuando uno vuelva al país no pierda esas semanas y ese ahorro en los aportes que se hacen a seguridad social.” Sostiene Llano

Uno de los beneficios de seguir cotizando es que a pesar de estar fuera del país usted puede acceder a la pensión de sobrevivencia o invalidez siempre y cuando haya cotizado 50 semanas en los últimos tres años.

¿Cómo hacerlo desde el exterior?

Luego de que usted esté radicado fuera de Colombia, deberá cotizar como trabajador independiente a través de diferentes operadores en linea que permiten hacer los aportes a seguridad social y debe dejar claro que vive fuera del país ya que estas personas no están obligadas a pagar salud.

“Al final eso termina siendo más ahorro y más semanas si está en un fondo de pensiones privado, o solamente más semanas si está en la administradora pública, en Colpensiones“aconseja Jorge Llano frente a la cotización desde el exterior.

En caso de que usted haya cotizado pensión en Colombia y en el país donde reside deberá indagar por los convenios bilaterales entre los dos países para validar las cotizaciones que se hicieron en otras naciones y reconocerlas, aunque acá juegan factores muy complicados como los sistemas de pensiones de cada país.

Te puede interesar: Atención: Paul Naranjo y Julián Ortegón condenados por muerte de Ana María Castro

“Yo también puedo, si no quiero cotizar directamente, hacer aportes voluntarios en mi cuenta obligatoria que es simplemente meterle más plata a mi cuenta, puede ser un mes sí y otro no, con una flexibilidad muy grande y así hago más grande mi ahorro” afirma Llano.

Por esto, para Jorge Llano, economista y Magíster en Economía de la Universidad de Los Andes, la recomendación es seguir pagando pensión si sus ingresos se lo permiten para que cuando vuelva al país no deje un espacio en blando sin cotizar.