A través de un comunicado, la Central Unitaria de Trabajadores rechazó la pretensión del ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, sobre aplazar el pago de la prima de junio.

«Este sería un asalto a los derechos laborales y una violación flagrante a la Constitución y a la ley, si lo hacen mediante decreto legislativo de la declaratoria de emergencia», dijo la central.

Para la CUT sería una medida contraria al interés de los trabajadores y de la reactivación de la economía, ya que ello «afectaría el consumo de los hogares».

Por eso, la central propone que «los dos mil millones de dólares consignados recientemente en las reservas internacionales, se utilicen por parte del Estado para subsidiar el pago de la prima de junio a los trabajadores de las micro, pequeñas y medianas empresas», puntualizó la entidad.