California declaró el toque de queda en gran parte de su territorio para detener el rápido aumento de casos de COVID-19, según el gobernador del estado estadounidense, Gavin Newsom.

La obligación de quedarse en casa regirá de 10:00 de la noche a las 5:00 de la mañana (hora local).

El toque de queda entrará en vigencia la noche del sábado y permanecerá vigente hasta el 21 de diciembre.

Mira además: Amenaza del coronavirus obliga a cerrar escuelas en Nueva York

Publicidad

«El virus se está propagando a un ritmo que no habíamos visto desde el inicio de esta pandemia, y los próximos días y semanas serán críticos para detener el aumento. Estamos activando la alarma«, dijo Newson en un comunicado.

California es uno de los estados más afectados en Estados Unidos por el coronavirus, a la fecha registra 1,069,316 casos confirmados y más de 18,000 muertes.

Vea más: ¿Se acerca el fin de la pandemia? Vacuna de Moderna mostró una efectividad del 94,5%

Además, diariamente reporta cerca de 11.000 casos positivos de COVID-19, lo que lo convierte en el estado con mayor número de contagios en ese país.

Estados Unidos es el país más afectado por la pandemia del COVID-19, a la fecha registra 11,6 millones de casos confirmados y 250,409 muertes.