Uno de los responsables del derrumbe de una escuela durante un terremoto de 2017 en México, que dejó 26 muertos, entre ellos 19 menores, fue sentenciado a 208 años de prisión, informó la Fiscalía de ese país.

Juan Mario Velarde, quien como director general de obra, fue el responsable de avalar la construcción de una parte del colegio privado Rebsamen, en el sur de la capital, que colapsó en el sismo del 19 de septiembre de 2017 debido a deficiencias en la construcción.

Es “una sentencia histórica por 208 años de prisión por la muerte de 26 personas, de ellos 19 menores de edad, resultado de una mala práctica profesional y una acción completamente dolosa“, dijo a la prensa Milenio Ulises Lara, vocero de la fiscalía.

 

Te puede interesar: Algunos colombianos implicados en el magnicidio de Haití, fueron entrenados por el ejército de EE.UU.

 

 

El funcionario sostuvo que en el juicio contra Velarde se demostró que pese a saber que “había graves riesgos estructurales“, permitió que la escuela siguiera operando.

Este es el segundo responsable del derrumbe que es condenado luego de que en octubre pasado, Mónica García Villegas, propietaria y directora del Rebsamen, fue sentenciada a 31 años de prisión.

El colegio se convirtió en el epicentro de la tragedia desatada por el sismo de 7,1 grados que sacudió al centro de México y dejó 369 fallecidos, la mayoría en la capital.

 

Mira también: Exmilitares colombianos habrían planeado inicialmente “arrestar” al presidente de Haití

 

 

 

Mira además: CUT logra acuerdo que establece reajuste salarial de servidores públicos para 2021 y 2022

 

 

En la época del terremoto, el más devastador en Ciudad de México desde los terremotos de septiembre de 1985 que dejaron mas 10.000 muertos, Claudia Sheinbaum, actual gobernadora de la capital, era alcaldesa de Talalpan, donde se localiza la escuela.

Familiares de las víctimas intentaron sin éxito que se presentaran cargos contra Sheinbaum como probable responsable de la entrega irregular de permisos de operación.