La llegada de Nancy Pelosi a Taiwán ya provocó la primera respuesta de China, quien había advertido, a sabiendas de la Casa Blanca, sobre los riesgos e implicaciones de su arribo.

El Ejército Popular de Liberación chino avisó que comenzarán una serie de “operaciones militares dirigidas para contrarrestar la situación”  como reacción primaria al aterrizaje presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos a la isla autónoma asiática.

“A partir de la noche del 2 de agosto, se ejecutarán una serie de operaciones militares conjuntas alrededor de la isla de Taiwán y realizarán ejercicios aéreos y marítimos conjuntos en los espacios marítimos y aéreos del norte, suroeste y sureste de la isla de Taiwán, llevarán a cabo disparos de munición real de largo alcance en el Estrecho de Taiwán y organizarán pruebas de fuego guiadas regularmente en las aguas orientales de la isla de Taiwán”,  anunció el coronel Shi Yi, portavoz del Comando del Teatro del Este, una de las cinco divisiones conjuntas de la milicia.

El alto mando oficial también añade que la presencia de Pelosi en Taiwán representa un “disuasivo solemne contra la reciente gran escalada de las acciones negativas de Estados Unidos sobre el tema de Taiwán”, además de significar una “advertencia seria a las fuerzas de la ‘independencia de Taiwán’“.

También puedes leer: Anciano dueño de una tienda baleó con una escopeta a criminal armado que pretendía robarlo: “¡Me disparó el brazo!

El comando ‘Teatro del Este’ opera con jurisdicción sobre las provincias costeras del este de China de Fujian y Zhejiang, que se encuentra sobre y frente a Taiwán, respectivamente.

El Ministerio de Defensa chino también advirtió que “lanzará una serie de ejercicios” destinados a “defender la soberanía nacional y la integridad territorial”, a razón de la “alerta máxima” de su Ejército.

China ha señalado repetidamente las graves consecuencias de la visita a Taiwán, pero Pelosi, a sabiendas y maliciosamente, provocó y creó una crisis”, indicó la Cartera en un comunicado.