Se trata de un estudio que ha tardado alrededor de 20 años en surgir y que da frutos en la experimentación con roedores, pues según los científicos, lograron revertir los efectos de la vejez y rejuvenecer al animal, revela CNN.

En el laboratorio del biólogo molecular David Sinclair en la Escuela de Medicina de Harvard, se están usando proteínas para convertir una célula adulta en una célula madre, y así se han restablecido las células envejecidas de los ratones.

Le puede interesar: Anulan condena contra el empresario Carlos Mattos

David Sinclair y su equipo, en el año 2020, publicaron el primer avance en el estudio, donde evidenciaron que los ratones viejos con dificultades para ver y las retinas dañadas pudieron volver a ver, incluso igual o mejor que sus propias crías.

En medio de una audiencia en Life Itself, un evento de salud y bienestar presentado en asociación con el medio CNN, el biólogo, afirmó que este proceso podría aplicarse en todo el cuerpo humano para restablecer la edad.

“Este es el mundo que se avecina. Es literalmente una cuestión de cuándo y para la mayoría de nosotros sucederá en nuestras vidas”, dijo Sinclair.

Le recomendamos leer: Partido de la U deja en libertad a sus congresistas para la segunda vuelta presidencial

Sin embargo, no se piensa en este avance como un proceso para la estética humana, sino que es, más bien, para detener las enfermedades que trae consigo la vejez.

“Sabemos que cuando revertimos la edad de un órgano como el cerebro de un ratón, las enfermedades del envejecimiento desaparecen. La memoria vuelve; no hay más demencia. Creo que en el futuro, retrasar y revertir el envejecimiento será la mejor manera de tratar las enfermedades que aquejan a la mayoría de nosotros“, afirmó el científico en medio de la audiencia.

Sin embargo, lograr la anhelada juventud eterna es un paso muy difícil, incluso para todos los laboratorios del mundo, que en su momento se unieron a la investigación.

Existen varios estudios donde se ha trabajado con diferentes tipos de células para convertirlas en células madre y lograr ese rejuvenecimiento genético; sin embargo, un estudio realizado por el investigador biomédico japonés, el Dr. Shinya Yamanaka, reveló que aunque las células sí se convirtieron en células madre, olvidaban su objetivo principal, ya sean células de sangre, piel o corazón, lo que las hace pésimas para el rejuvenecimiento.

Le puede interesar: FLIP pone en alerta “estigmatizaciones y actitud hostil” de Rodolfo Hernández con la prensa

En el 2016, se logró convertir a las células sin que perdieran su identidad, pero hubo una desventaja grande, y fue que los ratones de esta prueba, empezaron a desarrollar tumores cancerosos.

Tras varios intentos, siguen los estudios que cada vez prometen mejorar y lograr ese “botón de reinicio”, pues los científicos aseguran que las células del cuerpo humano tienen una memoria y saben que podrían reiniciarse.

“De alguna manera, las células saben que el cuerpo puede reiniciarse y aún saben qué genes deberían estar activos cuando eran jóvenes”, dijo Sinclair. “Creemos que estamos aprovechando un antiguo sistema de regeneración que usan algunos animales: cuando cortas la extremidad de una salamandra, la extremidad vuelve a crecer. La cola de un pez volverá a crecer; un dedo de un ratón volverá a crecer”, afirma el equipo de estudio.