La fiscalía de Perú citó al presidente Pedro Castillo a declarar el 13 de junio por una investigación en su contra sobre presunto tráfico de influencias, organización criminal y colusión agravada, informó la entidad el domingo. La citación está prevista para las 10:00 (15h00 GMT), agregó la fiscalía en el comunicado.

La hora coincide con el partido de repechaje que Perú debe disputar en Doha con el ganador entre Australia y Emiratos Árabes obtener un boleto al Mundial de Catar-2022.

Conozca más: “Medidas del Gobierno para bajar inflación en el país, están mostrando resultados”: Duque

Hace una semana, la Fiscalía informó que había ampliado una pesquisa contra el mandatario de izquierda en la causa sobre el consorcio “Puente Tarata III”, que busca determinar si un exministro de Transportes, seis legisladores, un exsecretario general de la Presidencia y dos sobrinos de Castillo integraban una supuesta red criminal encabezada por el presidente.

“Las indagaciones de la Fiscalía forman parte de la investigación preliminar abierta contra el presidente Pedro Castillo, el ex ministro Juan Francisco Silva Villegas, y seis congresistas”, indicó el comunicado.

Lea también: La OMS eleva a 780 los casos globales de viruela del mono, 156 en España

“El presidente fue notificado y tendrá garantizado el pleno ejercicio de su derecho de defensa“, agregó.

Tras la decisión de la Fiscalía, Castillo dijo el lunes que se desató una “persecución política” en su contra.

Mire más: Rodolfo Hernández reprocha a Petro por trino de Amaranta Hank donde habla del secuestro de su hija

La legislación peruana impide llevar a juicio a un presidente mientras está en el poder, aunque pueden avanzar las indagaciones. Castillo finaliza su mandato en julio de 2026.

La empresaria Karelim López acusó al mandatario y a su entorno más cercano, incluidos los dos sobrinos, de haber formado una red criminal para adjudicar ilegalmente contratos de obras públicas.

Conozca más: Mató a palazos a sus compañeros de celda al enterarse que eran pedófilos

López coopera con la Fiscalía bajo el paraguas jurídico de una “colaboración eficaz” (delación premiada). Si se comprueban sus delaciones, podría obtener una menor pena en caso de que sea condenada por la justicia.

El escándalo estalló cuando la prensa reveló gestiones de López ante Castillo para que el consorcio conocido “Puente Tarata III” ganase una licitación para construir un puente en la región amazónica de San Martín.