La Agencia Francesa de Desarrollo (AFD) y el Fondo Francés para el Medio Ambiente Mundial (FFEM) presentaron el proyecto TerrIndígena, que busca acompañar los procesos organizativos de 18 comunidades indígenas en la Amazonía de Colombia, Brasil y Ecuador.

 

El proyecto destinará 5,72 millones de euros (unos 6,8 millones de dólares) para fortalecer la protección de más de 17 millones de hectáreas en la región amazónica del norte de los mencionados países, indicó este sábado la Embajada de Francia en Ecuador.

Publicidad

Lea también: Ejército abatió 14 disidentes de las Farc tras combates en Argelia, Cauca

 

Anotó que esta es una de las áreas amazónicas mejor conservadas que, sin embargo, enfrenta crecientes amenazas ambientales (deforestación, contaminación del agua y del suelo) que ponen en un alto grado de vulnerabilidad a las comunidades indígenas.

La iniciativa se desarrollará en conjunto con la Fundación Gaia Amazonas (Colombia), la Fundación EcoCiencia (Ecuador) y el Instituto de Pesquisa e Formação Indígena – Iepé (Brasil).

 

Podría leer también: El mundo completa más de tres millones de muertos por COVID-19

 

Además con organizaciones de la sociedad civil u ONG, que cuentan con amplia experiencia de trabajo conjunto con los gobiernos indígenas que protegen uno de los bosques tropicales más importantes del planeta.

 

TerrIndigena se estructura alrededor de cuatro componentes: fortalecimiento de las herramientas de gobernanza para asegurar una mejor representación de los derechos indígenas y la protección de los territorios y monitoreo comunitario de presiones y amenazas endógenas y exógenas.

 

Conzoca más: Imputan cargos a exdirector del acueducto y alcantarillado de Bogotá por anomalías en contratos

 

Asimismo, el establecimiento de actividades generadoras de ingresos en línea con los valores y las culturas tradicionales, respetando los ecosistemas; y el intercambio de conocimientos y experiencias a nivel regional y coordinación de actores.

 

La región amazónica está amenazada por la deforestación, la degradación de sus ecosistemas y la sobreexplotación de sus recursos.

 

La legación anotó que entre las principales herramientas para protegerlo y frenar la deforestación figuran la creación de Áreas Protegidas y el reconocimiento de Territorios Indígenas, como figuras de conservación ambiental que actualmente representan el 47,2 % de toda la Panamazonía (RAISG – Red Amazónica de Información Socioambiental Georreferenciada), indicó.