El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, tuvo que interrumpir sus vacaciones al ser hospitalizado en Sao Paulo.

Al mandatario lo trasladaron desde Santa Catarina, lugar donde pasó el fin de año, según el diario local TV Globo.

Según otros medios locales, Bolsonaro se habría sometido al centro médico para tratar una posible obstrucción intestinal.

El portal de noticias UOL informó que a Bolsonaro lo diagnosticó Antonio Luiz Macedo, el mismo cirujano que lo operó cuando al Jefe de Estado lo hirieron en plena campaña electoral, en 2018.

Sin embargo, Macedo se encuentra actualmente en las Bahamas, y espera un avión a Brasil para evaluar el estado de salud de Bolsonaro más detalladamente.

Conozca más: ¿Qué vacuna es menos eficaz? Revelan más detalles sobre variante Ómicron.

El ‘Año Nuevo de Bolsonaro’

Bolsonaro se encontraba de vacaciones con Michelle Bolsonaro, su esposa y primera dama, en la playas de Santa Catarina, al sur de Brasil.

Según medios locales, Bolsonaro disfrutó de varios eventos tradicionales como paseos en motos de agua, cenas en pizzerías e incluso una visita a un parque temático donde actuó como conductor de un espectáculo.

Bolsonaro fue blanco de críticas por la oposición tras no interrumpir sus vacaciones, luego de ‘no verificar’ la situación del estado de Bahía, que ha sido golpeado por fuertes lluvias inundaciones en las últimas semanas.