La farmacéutica Merck pidió este lunes a la Administración de Alimentos y Medicamentos de EEUU (FDA) que autorice el uso de emergencia de su píldora contra el COVID-19, molnupiravir.

Si se da esta autorización, sería el primer tratamiento antiviral oral para combatir el virus. Se presenta en forma de cápsula.

Compra de Australia y países asiáticos

Australia y algunos países asiáticos como Tailandia, Malasia, Singapur y Corea del Sur son los primeros en sumarse a Estados Unidos para la adquisición del molnupiravir.

Australia anunció esta semana que ha encargado 300.000 dosis de molnupiravir, que según Merck reduce en alrededor del 50 por ciento el riesgo de hospitalización o muerte en pacientes con covid-19, de acuerdo con los resultados de un estudio clínico.

 

Podría leer: Selección Colombia le quita la racha de victorias en la eliminatoria a Brasil al empatar 0 – 0

 

“Si los expertos médicos de la TGA (Administración de Bienes Terapéuticos) aprueban el uso de este tratamiento, se unirá a otros tratamientos contra la covid-19, como el sotrovimab y el remdesivir, que ya están a disposición de los médicos australianos para ayudar a tratar a los enfermos de covid-19″, dijo el primer ministro australiano, Scott Morrison, el pasado martes.

El gobierno australiano también informó el lunes de la llegada al país de 15.000 dosis de sotrovimab para el tratamiento de la covid-19, por considerar que reduce las tasas de hospitalización y de fallecimientos en un 79 por ciento de los adultos.

 

Quizás le interese: Detienen a ingeniero y a su esposa acusados de vender secretos de submarinos nucleares de EE. UU.

 

El segundo país que más dosis ha reservado hasta el momento es Malasia, con 150.000, según anunció este jueves el Ministerio de Salud, para prepararse para la siguiente fase de la pandemia en que la covid-19 se convierta en una enfermedad endémica.

El ministro de Salud, Khairy Jamaluddin, afirmó este jueves en el Parlamento que el medicamento se administrará de forma gratuita a pacientes que hayan tenido síntomas durante al menos cinco días o en función del criterio de los médicos, según la agencia de noticias Bernama.

Aunque Malasia ya ha vacunado con la pauta completa al 90 por ciento de su población adulta, el ministro advirtió de que se siguen produciendo contagios, por lo que este tratamiento es necesario como complemento a las vacunas.

En Corea del Sur, el primer ministro, Kim Boo-kyum anunció el pasado miércoles que el país había reservado unas 20.000 dosis del fármaco experimental de Merck a través de un acuerdo firmado con esta farmacéutica, en una reunión del grupo de trabajo gubernamental dedicado a la pandemia.