El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, atacó al candidato demócrata Joe Biden, a quien acusó de ser un «caballo de Troya de la izquierda radical».

En el tercer día de la convención republicana que termina el jueves con un discurso de Trump en los jardines de la Casa Blanca, Pence advirtió a los votantes que «no van a estar a salvo en un Estados Unidos gobernado por Joe Biden». 

Frente a las crecientes protestas por un nuevo caso de violencia policial que dejó a Jacob Blake, un hombre negro, con graves secuelas en Wisconsin, Pence advirtió que en estas elecciones «están en juego la ley y el orden».

Mire también: Dos muertos por disparos durante protestas antirracistas en EE. UU.

Después de las protestas por este incidente en la localidad de Kenosha, Trump anunció que enviaría a efectivos federales para aplacar las manifestaciones, en las que dos personas murieron después de que un hombre blanco vestido de civil disparara contra la multitud.

«No se trata de saber (…) si Estados Unidos será republicano o demócrata. La elección es si Estados Unidos va a seguir siendo Estados Unidos«, afirmó Pence.

El vicepresidente, encargado de la respuesta de la Casa Blanca a la pandemia, tomó la palabra en un momento en que hay más de 178.000 muertos por el coronavirus y el manejo de la economía, el principal activo de Trump, descarriló y el desempleo subió sobre el 10%.

Publicidad

El mandatario está por debajo de su rival demócrata, Joe Biden, en las encuestas nacionales y aparece codo a codo en muchos estados claves para llegar a la Casa Blanca.

Dos tercios de los estadounidenses se declaran descontentos con la gestión del gobierno de la pandemia.