21/09/17

La francesa Liliane Bettencourt, heredera del gigante de los cosméticos L’Oréal y considerada la mujer más rica del mundo murió la noche de este miércoles a los 94 años de edad, indicó hoy su familia.

Su hija única, Françoise Bettencourt Meyers, indicó en un comunicado que su madre había muerto tranquilamente. 

De acuerdo con la clasificación de la revista «Forbes» del pasado mes de marzo, era la décimo cuarta fortuna mundial y la primera de la lista con 39.500 millones de dólares.

En los últimos años se vio salpicada en múltiples procesos judiciales, precisamente el anuncio de su fallecimiento coincidió con un dictamen en el que el Tribunal de Apelación de Burdeos confirmó la absolución de cinco periodistas que habían sido imputados por intromisión en la intimidad de la multimillonaria al publicar el contenido de unas grabaciones hechas en 2009 y 2010 por su mayordomo de entonces en el palacete familiar en la ciudad de Neuilly sur Seine, limítrofe con París.

Las grabaciones hechas por el mayordomo fueron, según los jueces, para proteger a la anciana, por lo que no había nada que reprocharle penalmente.

Asimismo tuvieron un carácter «decisivo» para la búsqueda de la verdad, pues funcionaron para condenar a algunos miembros del entorno de la empresaria, a quienes había denunciado su hija, por abusar de su estado de debilidad.

Publicidad

Bettencourt nació en París el 21 de octubre de 1922 y era la hija del industrial Eugène Schueller, que en el primer tercio del siglo XX hizo de la pequeña empresa de tintes capilares, un imperio de cosméticos llamado L’Oréal

Redacción Internet – CM&