El papa Francisco alertó desde Ciudad del Vaticano sobre el riesgo de que el mundo se precipite hacia una Tercera Guerra Mundial y dijo que hace años que se viven “guerras salvajes de destrucción” como la que azota a Ucrania.

“Hace años que estamos viviendo la Tercera Guerra Mundial a pedacitos, en capítulos, con guerras en todas partes, aunque la guerra en Ucrania “nos toque más de cerca”, dijo Francisco en una entrevista en español con las periodistas mexicanas María Antonieta Collins y Valentina Alazraki por el canal de “streaming” ViX de “Noticias Univision 24/7”.

Le puede interesar: Ucrania bombardeó depósito de municiones de Rusia

El papa habló de la pandemia de coronavirus, la guerra en Europa, los escándalos de abusos de menores en la Iglesia, el aborto, además de no rehuir preguntas relativas a su estado de salud o el rumor de una posible renuncia.

El pontífice, de 85 años, se refirió al drama en Yemen y Siria, a la vida truncada de 30.000 soldados, chicos que murieron en el desembarco en las playas de Normandía, a los conflictos bélicos “que se nos imponen”, que muestran que “hemos perdido la conciencia de la guerra”.

LAS ARMAS NUCLEARES SON INMORALES

Y “la humanidad sigue fabricando armas”, lamentó el pontífice, para agregar con firmeza que la guerra “esclaviza”, deshumaniza, y que, según el Catecismo católico enseña, “el uso y posesión de armas nucleares es inmoral y no podemos jugar con la muerte a la mano”.

Sobre la invasión de Ucrania por Rusia, Francisco dijo que prefiere hablar de las víctimas antes que de los victimarios, “del país que es agredido” y de las “cosas salvajes que leemos y que ya se sabe quién las hace”.

Le recomendamos leer: Video | Una mujer quedó en silla de ruedas tras hacer un clavado a 15 metros de altura

Se mostró partidario de “dejar la puerta abierta a la conciencia de la persona” y sonrió cuando le preguntaron sobre comentarios en los que se le acusa de ser “filoruso”: “Me río. La capacidad de opinar de la gente no tiene límite” y muchas de las opiniones se construyen a golpe del último Twitter, dijo.