El Tribunal del Vaticano juzgara a dos sacerdotes acusados de abusos sexuales a un joven seminarista que residía en el Preseminario San Pio X, que se encuentra en el interior de la Ciudad del Vaticano, en el que es el primero de estos casos en su territorio.

La Fiscalía del Vaticano había pedido el enjuiciamiento en septiembre de 2019 por los presuntos abusos antes de 2012 a un chico residente en este preseminario en el interior de los muros vaticanos, donde se alojan una docena de adolescentes a quienes se les conoce como los monaguillos del papa.

Comenzará así en el Tribunal vaticano la apertura del juicio oral al ahora sacerdote y entonces seminarista Gabriele Martinelli, bajo acusación de supuestos abusos sexuales.

Así mismo, a Enrico Radice, rector de ese centro en el momento de los hechos, por encubrimiento, pues se le acusa que aunque conocía los abusos, nunca los denunció.

Le puede interesar: J&J detiene ensayos de vacuna contra la COVID-19 por aparición de una «enfermedad inexplicable»

Las investigaciones comenzaron en noviembre de 2017 después de la publicación de estos hechos en el libro «Peccato originale» (Pecado Original) del periodista Gianluigi Nuzzi y prosiguieron con otros reportajes como los del programa televisivo «Le Iene».

Publicidad

Nuzzi, juzgado y absuelto por el Tribunal vaticano por falta de competencias territoriales en 2016 por la filtración de documentos, se hacía eco en su libro de las denuncias del joven polaco Kamil Tadeusz Jarzembowski sobre lo que ocurría en este seminario.

En el libro, Jarzembowski habla sobre «los abusos en su habitación a otro seminarista, más de 140 veces y de los que él era testigo, por parte de un pupilo del rector que era mayor que él y que después se convirtió en sacerdote».

Jarzembowski, expulsado tras las denuncias y que finalmente no se convirtió en sacerdote, será uno de los testigos de este juicio.

Los hechos, según el testigo, se produjeron cuando la víctima era menor de edad y continuaron cuando cumplió los 18 años.

Conozca más: Indígenas se concentran en Cali a la espera del cumplimiento de compromisos en defensa de la vida y sus tierras

Mientras tanto, la diócesis de Como tomó como medida, en espera del juicio, la limitación de Martinelli del ejercicio del ministerio.

Además, fue suspendido de realizar actividades pastorales con menores y adultos vulnerables y también se tomaron medidas similares contra Radice.