Por causa de las sanciones impuestas por varios países, Rusia se vio obligada a usar partes de electrodomésticos para su equipo militar.

Las penalidades lideradas por Estados Unidos como la prohibición de las ventas tecnológicas forzó a los soldados de Vladimir Putin a utilizar chips de computadora, de lavavajillas y refrigeradores en algunos equipos militares, de acuerdo con la secretaria de Comercio estadounidense, Gina Raimondo.

Lea más: Rusia tomará “medidas de represalia militar” si Finlandia se une a la OTAN

“Tenemos informes de ucranianos de que cuando encuentran equipo militar ruso en el suelo, está lleno de semiconductores que sacaron de lavavajillas y refrigeradores”, dijo Raimondo en una audiencia en el Senado señalando que recientemente se reunió con el primer ministro de Ucrania.

De acuerdo con Washington Post, las exportaciones de tecnología estadounidense a Rusia han caído casi un 70 % desde que inició la invasión rusa a Ucrania. En ese sentido, tres docenas de otros países han adoptado prohibiciones de exportación similares a EE. UU., que también se aplican a Bielorrusia.

Lea también: Fracasa en el Senado de EE.UU. un proyecto para proteger el derecho al aborto

Nuestro enfoque fue negar la tecnología de Rusia, tecnología que paralizaría su capacidad para continuar una operación militar. Y eso es exactamente lo que estamos haciendo”, explicó la senadora estadounidense, Jeanne Shaheen (DN.H.) sobre el impacto de los controles de exportación.

De esta manera, la presión que ha generado Estados Unidos con las sanciones generó que varios funcionarios ucranianos afirmaran que Rusia utiliza chips de electrodomésticos para sus armas.

Le puede interesar: Paraguay considera que el fiscal asesinado “era el objetivo” del ataque

Cuando abrieron tanques rusos capturados, encontraron partes de refrigeradores y maquinaria comercial e industrial que parecen compensar otros componentes no disponibles“, indicó Robyn Patterson, portavoz del Departamento de Comercio.

Los chips de computadora, también conocidos como semiconductores, son los cerebros que operan la mayoría de los dispositivos electrónicos modernos, desde electrodomésticos hasta aviones de combate. Rusia fabrica pocos de sus propios chips, históricamente dependiendo de las importaciones de empresas asiáticas y occidentales.

Podría leer: Conmoción por muerte de periodista de Al Jazeera durante operativo israelí en Cisjordania

Por lo cual, las compañías de chips de computadora más grandes del mundo comenzaron a cortar las entregas a Rusia a fines de febrero, luego de que EE. UU. iniciara con las sanciones por la invasión a Ucrania.