Un joven que se bañaba este lunes en la playa floridana de Highland Beach, en el condado sureño de Palm Beach, tuvo que ser hospitalizado tras ser mordido en el pie derecho por un tiburón, informaron los bomberos de esta localidad.

El adolescente dijo a los sanitarios del cuerpo de bomberos de la pequeña localidad, vecina de Delray Beach, que se encontraba en aguas poco profundas cuando vio un pequeño tiburón lanzarse hacia él.

Lea también: Ejército ucraniano dice que se prepara para la “batalla final” en el puerto de Mariúpol

El escualo lo mordió en el pie derecho antes de alejarse rápidamente, indicaron en un tuit los bomberos que atendieron al menor en el lugar del incidente, vendaron la herida y lo transportaron al hospital Bethesda para su revisión y atención médica.

El pasado 31 de marzo, en el mismo condado, un hombre que pescaba en la playa de Lake Worth tuvo que ser hospitalizado de urgencia tras ser mordido en la rodilla por un tiburón.

Le puede interesar: Un elefante mata a investigador colombiano en Uganda

El hombre, de unos 50 años, fue trasladado de emergencia por un equipo de bomberos del Palm Beach al centro médico St. Mary, en West Palm Beach.

El Archivo Internacional de Ataques de Tiburón (ISAF), una entidad de la Universidad de Florida que es considerada la máxima autoridad mundial en la materia, publicó en enero su informe anual, en el que se recoge que nueve personas perdieron la vida en 2021 a causa de mordeduras de tiburón “no provocadas”.

El ISAF investigó 137 supuestas interacciones entre tiburones y humanos registradas en todo el mundo en 2021 y confirmó 73 mordeduras de tiburón a humanos no provocadas y 39 provocadas.

El informe demuestra que el riesgo de que una persona sea mordida por un escualo es “extremadamente bajo”, aunque las probabilidades aumentan si uno practica el surf u otro deporte con tabla.