Laura Russo, una profesora de un colegio en Nueva York, fue arrestada por supuestamente inyectar una vacuna COVID a uno de sus estudiantes, de 17 años de edad.

La docente, de 54 años, había aplicado el biológico sin el consentimiento de los padres del menor.

Según la Policía del Condado de Nassau, el adolescente había acudido a la casa de Russo en la víspera de Año Nuevo, donde ella le suministró, lo que se creía, era una vacuna contra el COVID-19.

El departamento policial confirmó la captura de la docente Russo argumentando que ella ‘no es médico y no está autorizada a poner vacunas’.

El informe del caso de Laura Russo, de NBC News New York.

Conozca más: ‘Un milagro si sobrevive’: Menor de 4 años lucha por su vida con ‘la mitad de su cráneo removido’

El pronunciamiento del colegio de Russo

Laura Russo dicta clases en el distrito escolar del condado de Nassau, el cual confirmó que suspendió a la docente a las aulas de clase, a la espera del resultado de la investigación sobre las acusaciones en su contra.

‘La persona en cuestión es un empleado del distrito que ha sido retirado del aula y reasignado en espera del resultado de la investigación‘, dijo el departamento del instituto educativo al noticiero NBC News.