Una mujer ingresó a un almacén de cadena, fue hasta la sección de licores y tomó cientos de botellas de los estantes. Acto seguido, empezó a arrojarlas al suelo, rompiéndolas y esparciendo el liquido derramado por toda la tienda.

El surrealista hecho ocurrió en un supermercado de la cadena Hertsen Stevenage (Inglaterra).

“Minutos después de caminar por el pasillo, el piso había desaparecido bajo una alfombra de vidrios rotos y enormes charcos de licor”, dijo un testigo del hecho al periódico local The Sun.

En medio de su ataque de ira, la mujer resbaló y cayó al suelo, cortándose su mano derecha con uno de los vidrios de las botellas.

Después, un policía llegó con calma hacia la mujer, que estaba de espaldas mirando a los estantes y arrojando los envases. El uniformado tomo a la mujer enganchándola de sus brazos, y logró sacarla del supermercado.

Conozca más: ¿Por qué el 2021 fue uno de los siete años más calurosos jamás registrados?

¿Quién destrozó el licor?

De acuerdo con las autoridades locales, la identidad de la mujer que provocó el caos corresponde a Barbara Stange-Alvarez, de 36 años de edad, que provocó al menos 13 mil dólares en daños por las botellas que rompió.

La mujer, según compadeció ante un tribunal y ante los doctores, provocó el ataque de ira en medio de una diatriba racista y un trastorno psicológico y mental que sufre:

“Ustedes, indios. Pago mis impuestos para que estés en este país. Vuelve a tu propio país, odio a los indios”, dijo la mujer al personal médico, confesando que pateó a un guardia de seguridad al que le lanzó insultos racistas.

También puedes leer: Hombre admite haber mantenido como “esclavo” a una persona durante 40 años

Stange-Alvarez manifestó su destrozo argumentando que sufría problemas de salud mental provocados por no poder trabajar, depresión y una ‘relación abusiva’.

Además, añadió que no estaba recibiendo el tratamiento psicológico que pensaba que debería haber recibido. Al salir de una de sus sesiones de terapia, acudió al supermercado y provocó el destrozo masivo.

A la mujer se le dictó una sentencia de cárcel de 12 semanas que fue suspendida por 18 meses. Barbara también será sometida a un tratamiento de salud mental y de actividades de rehabilitación, que van a ser monitoreados en su condición de libertad bajo fianza.

Video del ataque de ira de Barbara Strange-Alvarez recopilado por el medio Infobae