[powr-popup id=94b87a1e_1475092388]

El agente alemán Werner Mauss está investigado por impuestos en Alemania. Según le dijo a un diario de ese país, él administraba 15 millones de un fondo del Vaticano e Israel y cuando se supo de éste renunció el papa Benedicto XVI.