17/11/2017

Desde Fredonia, Antioquia, el Ministro de Justicia, Enrique Gil Botero, hizo la rendición de cuentas de su cartera y aprovechó la ocasión para salir en defensa del acuerdo de paz, la JEP, y los magistrados del Tribunal de Paz.

El ministro empezó por resaltar que “como Gobierno tenemos el gran reto de reconciliar la tensión entre verdad y justicia para que los acuerdos firmados en La Habana, tengan estabilidad y legitimidad dentro de la ciudadanía”.

 Afirmó que “nuestros esfuerzos están orientados a sacar adelante la Jurisdicción Especial para Paz, que es la columna vertebral y que hará posible que exista verdad justicia y garantías de no repetición”.

El ministro igualmente salió al paso sobre el tema de los magistrados del Tribunal de Paz y afirmó que se tratan de “juristas de las más altas calidades que fueron elegidos mediante un concurso transparente, público a través de un comité de escogencia completa y absolutamente autónomo”.

Agregó que los 20 magistrados del Tribunal de Paz con 7 suplentes y 18 magistrados para las salas de Justicia con seis suplentes “se van a encargar de ofrecer justicia, de garantizar que quienes lo ameriten paguen por sus crímenes y que las victimas reciban reparación”.

Por su parte el viceministro Carlos Medina recordó que “la amnistía es una herramienta útil para el cierre de los conflictos, de ninguna manera significa impunidad, aplica para delitos políticos como la rebelión, pero que deja totalmente de lado los delitos de lesa humanidad”.

Publicidad

“El Gobierno ha hecho uso de esta herramienta como lo han hecho otros gobiernos, y le hemos hecho seguimiento a una serie de medidas que se han otorgado (…) cerca de 13.780 beneficios para excombatientes de las Farc pero también para miembros de la Fuerza Pública, esto es un hecho histórico para el país”.

Paola Santofimio – CM&