El exsoldado del Batallón La Popa del Ejército, Yeris Andrés Gómez, asegura ante la JEP que por matar a su primera víctima de falsos positivos le dieron como premio $100 mil pesos e invitaron a la tropa a comer arroz chino.

“Siempre seguí órdenes de mis superiores, sin cuestionarlas ni pensar el gran daño que iba a causar, hoy reconozco que le quite la vida a seres humanos, con derecho a vivir, a una comunidad a la que le destruí sus sueños (…)”, afirmó el ex soldado.

Ante la audiencia de reconocimiento Subcaso Costa Caribe, se reconocieron crímenes de guerra, de lesa humanidad, asesinatos y desaparición forzada, entre los años 2002 y 2005.

Le puede interesar: JEP abre nuevo macrocaso contra la extinta Farc-EP: violencia sexual y minas antipersona

Ante 127 asesinatos, los exmiembros del batallón aceptaron su responsabilidad y afirmaron que a esas víctimas las habrían hecho pasar por bajas en combate, o como mejor se le conoce, ‘falsos positivos’.

Especialmente el relato que Andrés Gómez entregó en medio de la audiencia, cuenta como fue, en su caso, el primer asesinato que realizó a un ‘falso positivo’.

100.000 pesos y un arroz chino

El ex soldado empezó afirmando que contaría los casos correspondientes de los crímenes entre los años 2002 y 2005.

Este primer hecho que relata ocurrió en la zona de Villa Germanía, cuando el grupo especial al que pertenecía salió del batallón y tuvo un combate con el ELN; Gómez afirma que en medio del encuentro, uno de los guerrilleros quedó herido y no recibió los primeros auxilios por parte del Ejército.

Fue el prime hecho que cometí y la primera persona que asesino por orden de un superior.

Gómez relata que al quedar herido el guerrillero, recibió la orden de asesinarlo para pasarlo como una baja en combate.

“El mayor Ruiz Maecha me dio la orden de asesinar el ex combamtiene, no le prestamos los primeros auxilios, violando el derecho a la vida y violando el derecho a la seguridad ciudadana (…) yo sé que no merezco su perdón, porque lo que cometimos en el batallón La Popa fueron asesinatos en personas protegidas y crímenes de lesa humanidad, por esta persona, el comandante del batallón, me dio 100 mil pesos y también a todo el grupo especial les compro un arroz chino” afirmó el ex soldado.