La Sociedad de Activos Especiales (SAE), a cargo de los bienes que el Estado les quita a las mafias, alista varias subastas en diferentes regiones del país para vender más de 5.000 predios como lotes, oficinas, bodegas, aptos y casas.

La sociedad de activos especiales, SAE, que reemplazó a la cuestionada Dirección Nacional de Estupefacientes, tiene bajo su control 28.000 predios, de los cuales el 87 % aún está en proceso de extinción de dominio y solo el 13 % tiene una sentencia en firme.

De esos predios, 5.108 serán subastados para que a las arcas de la Nación lleguen recursos frescos. En principio iba a haber una macrosubasta de todos los bienes, pero por las condiciones del mercado, eso acaba de ser revaluado.

 

Le puede interesar: Variantes del COVID-19 tienen preocupadas a las autoridades de salud

 

Dice el director de la SAE que los compradores de estos bienes pueden tener la tranquilidad de que están al día legalmente y completamente saneados, sin embargo, para el experto en lavado de activos, Juan Carlos Cárdenas, en el mercado persiste el temor porque por ser de origen ilícito en su mayoría, esos bienes son considerados como envenenados por ser de origen ilícito.

Precisamente, por las dificultades y trabas legales que existen para vender esos bienes de origen ilícito, la SAE, y el Ministerio de Hacienda llevarán, en el texto de la reforma tributaria que va a ser radicada en el Congreso, una serie de medidas para poder enajenarlos, anticipadamente, con mayor control, transparencia y en tiempos más cortos.