En 360 municipios aumentó el número de homicidios con respecto al mismo periodo del 2021, la cifra la revela el Centro de Análisis de Datos Delfos de la Universidad Externado de Colombia, los más altos índices de incremento de violencia se presentan en los municipios con menos de cien mil habitantes.

Según el informe, el mayor aumento de homicidios se da en aquellos municipios afectados por el conflicto armado y las disputas por el control de economías ilícitas.

Andrés González, director del Centro de Análisis de Datos-Delfos, de la Universidad Externado de Colombia, aseguró que “en la Colombia profunda hay una intensidad de violencia creciente”.

Le puede interesar: ”El alcalde de Cali está fuera de base”: MinJusticia

Y justamente en departamento de Arauca, donde se vive una nueva dinámica de violencia que trajo la muerte a las zonas rurales.

Juan Torres, líder social de la región del Sarare, señaló que “desde el inicio de este año, Arauca vive una nueva conflictividad que ha traído muchos muertos que hace la situación sea muy grave”.

Arauca se ha convertido en el principal corredor estratégico del narcotráfico, según los analistas, pese a que en esta región no hay cultivos de coca, es el paso obligado de la droga que viene de la Costa Caribe, del Urabá, del Bajo Cauca y hasta del Guaviare para cruzar a Venezuela. 

Juan Torres subraya que “el hecho que Arauca se haya convertido en un corredor estratégico del narcotráfico hace que se presenten situaciones que no son muy claras como el asesinado, ayer del diputado del Partido Liberal, Carlos Hernández”.

Le puede interesar: La Policía Nacional será separada del Ministerio de Defensa

Según el informe en Arauca, la violencia disparó los homicidios en Saravena en un 670%, Arauquita 209% y Fortul en 200%.

Para Camilo González Posso, director de Indepaz, la situación “esta semana ha generado nuevas dinámicas de violencia muy graves en Arauca, que ahora son más urbanas y con sicarios”.

Para los defensores de derechos humanos, esta nueva guerra es fruto de la implementación del Acuerdo de Paz y de las dinámicas por el control territorial, que incluso hace que en otras zonas los índices de los homicidios bajen.

Danilo Rueda, defensor de derechos humanos de la Comisión Intereclesial de Justicia y Paz, afirma que: “si se hace un comparativo en las regiones donde han bajado los homicidios, se puede determinar que hay grupos armados que hoy se despliegan en control territorial mediante el cual disciplinan a la población”.

En otros de los municipios donde aumentaron los homicidios fueron: Anserma Nuevo en el Valle en un 375% y Remedios, Antioquia, en un 164%.