Con 23 votos por el sí y nueve por el no la Comisión Primera de la Cámara aprobó este martes la ponencia positiva del proyecto que busca regular el derecho a morir dignamente mediante la modalidad de la eutanasia.

La iniciativa, de autoría del representante liberal, Juan Fernando Reyes, estuvo matizada por las opiniones en contra de los integrantes del Partido Conservador, la mayoría del Centro Democrático y algunos parlamentarios de Cambio Radical que buscaban su archivo.

«Legalizar el derecho a morir dignamente no es un llamado a la muerte, es reconocer la autonomía que tienen los ciudadanos para elegir y decidir sobre el futuro de su propia existencia. Esta es una discusión que estamos en mora de dar y que el país lleva más de 20 años esperando y que la propia Corte Suprema ha pedido que se legisle sobre el tema», aseguró el parlamentario, Juan Fernando Reyes.

En los artículos se señala expresamente que “aquella persona que sufra una enfermedad incurable o en fase terminal, o una condición médica que afecte su calidad de vida de manera grave, tendrá derecho al control sobre el proceso de su muerte y a elegir dentro de las opciones que incluye el derecho a morir dignamente bajo la modalidad de eutanasia”, de esta posibilidad fueron excluidos los menores de edad.

El articulado de la iniciativa será discutido en la próxima sesión de la comisión antes de pasar a la plenaria de la Cámara.