La Fiscalía General de la Nación acusó formalmente al exembajador de Colombia en Uruguay, Fernando Augusto Sanclemente Alzate, como presunto responsable del delito de destrucción, supresión u ocultamiento de material probatorio.

Los hechos investigados están relacionados con el hallazgo de un laboratorio de cocina en una finca de propiedad del exdiplomático, ubicada en Guasca (Cundinamarca) en febrero de 2020.

Lea más: Murió una niña de 7 años tras 20 días de fiebre; investigan si fue víctima de maltrato por su familia adoptiva

Sanclemente, al parecer ordenó destruir objetos y pertenencias del mayordomo del inmueble.

Estos elementos serían determinantes para conocer detalles sobre los dueños del complejo narcotraficante, y tener claridad respecto a la cantidad de estupefacientes que se producía y los socios de la actividad ilegal.

Podría leer: Otra vez se aplaza audiencia contra Manolo, señalado de abusar de varios niños en jardín infantil de Medellín

Las evidencias dan cuenta de que el exembajador habría pedido a varios empleados de la finca recoger y desaparecer computadores, memorias USB, una tableta, un disco duro de 500 gigas y documentos, entre otros elementos que no le pertenecían.

Con esta actuación, presuntamente, impidió el rápido avance de las investigaciones.