Una caravana de excombatientes de las Farc fue atacada en el norte del departamento del Caquetá, donde estaba previsto el traslado de un grupo de firmantes de paz desde la región de los llanos del Yarí hacia el municipio del Doncello y, según la denuncia del partido Comunes, han sido hostigados por un grupo armado ilegal.

“La caravana humanitaria que se andaba desplazando, los compañeros del ETCR Urías Rondón ubicado en Yarí, a quienes forzosamente los hicieron desplazar, ha sido atacada, hay un camión incinerado y está en riesgo la vida de ellos y de todos los demás firmantes que los están acompañando”, expresó Rodrigo Londoño, líder del partido Comunes.

Lea más: Indepaz: Gobierno ataca a la ONU por informe sobre asesinatos en medio de las protestas

De acuerdo con información preliminar, a las 9:00 a.m. el colectivo Centro Poblado Urías Rondón salió en tres buses y 33 camiones con “los enseres”, resaltando que mantienen su “compromiso con la paz”. No obstante, a las 10:00 a.m. aseguraron que la caravana humanitaria fue atacada con ráfagas de fusil.

“Están los y las firmantes buscando refugios en zonas aledañas. Esto ocurrió entre el sector de La Sombra y La Machaca en zona limítrofe entre el Meta y Caquetá“, indicó Pastor Alape, excomandante de las Farc.

Lea también: Defensoría emite alerta por riesgo de presencia de grupos armados en Bucaramanga

Posteriormente, a las 10:15 a.m., los firmantes reportaron que “los buses están adelante con las personas a salvo, sin embargo los camiones están atrás y no se tiene información exacta. La caravana fue dividida y la concejala, Andrea Flórez está aislada de todos”, agregó el Alape.

Los firmantes manifiestan que son al menos 31 familias afectadas; de igual forma señalan que una “ambulancia de la gobernación del Meta, que acompañaba la caravana se devolvió y no hay una logística de acompañamiento de misión médica, solo puntos de atención en el trayecto”.

Podría leer: “No es conveniente otorgar título minero en Cogua”: Gobernador de Cundinamarca

Por ello, el partido Comunes hizo un llamado a la “comunidad internacional, a las organizaciones sociales, a defender la paz y no dejarnos solos”.

“Colombia y la comunidad internacional no pueden permitir que los violentos desangren el sueño de paz de los colombianos. Compañeros del Yarí ¡Estamos con ustedes!”, precisó Londoño.