La Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia acaba de reconocer como víctima en el proceso penal que cursa contra el expresidente Álvaro Uribe Vélez a Deyanira Gómez, la exesposa del principal testigo en su contra, Juan Guillermo Monsalve.

La Corte tumbó la decisión del Tribunal Superior de Bogotá que en mayo de este año le negó la condición de víctima a la señora Gómez dentro del proceso por presunta manipulación de testigos, fraude procesal y soborno que cursa contra el también exsenador.

 

Lea también: Países Bajos, ¿la sorpresa de los Juegos Olímpicos?

 

La Corte reconoció las presiones que sufrió Gómez en el intento de cambiar el testimonio que su exesposo había dado en contra del exsenador Uribe Vélez.

“(…) Despunta su condición de perjudicada (víctima indirecta) en tanto se la instrumentalizó para persuadir a su exesposo de suscribir el documento de retractación, el cual, además, ella debía allegar al proceso penal que supuestamente pretendía afectar el imputado. En tanto se opuso y no consintió que el señor Monsalve procediera de esa forma, sobrevinieron los daños de los cuales deriva su derecho a ser admitida en condición de víctima dentro del proceso”: dice la decisión.

La Corte también destacó el hecho de que Gómez haya sido despedida de su trabajo y haya recibido amenazas.

 

Conozca más: ¿Por qué la madera y Edo fueron protagonistas en la inauguración de los Olímpicos en Tokio?

 

“La interpretación efectuada por la autoridad accionada de las normas que facultan la intervención de la víctima en el proceso penal, resulta contraria a los fines constitucionales que propenden por su protección, a la jurisprudencia elaborada sobre el particular y al imperativo de obrar en perspectiva de género según corresponde a los jueces, fiscales y demás funcionarios de la administración de justicia, quienes se hallan constitucionalmente obligados a investigar, sancionar, reparar y erradicar la violencia contra la mujer”, agregó el tribunal.