La Fiscalía de la Corte Penal Internacional, CPI advirtió de la posibilidad de solicitar una investigación formal sobre Colombia si aplica la Ley de Amnistía sobre criminales de guerra.

Según el informe anual sobre exámenes preliminares dado a conocer en La Haya, la Fiscalía de la CPI considera que hay “información contradictoria” con respecto a las actuaciones judiciales contra militares que supuestamente ordenaron “falsos positivos”.

La Oficina de la Fiscal, Fatou Bensouda, puso en cuestión un aspecto de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), aprobada en noviembre por el Senado, al advertir que es posible que “se dicten amnistías” en favor de “individuos responsables de crímenes de guerra”.

Algunos de estos criminales tendrían la posibilidad de acogerse a la Ley de Amnistía porque sus delitos no se cometieron “de forma sistemática”, lo que llevaría a la Fiscalía de La Haya a intentar considerar como “admisible ante la CPI cualquier caso o casos que quedaran sin abordar”.

En el informe también se detalló un mapeo de casi 1.300 casos de “falsos positivos”, como se conocen en Colombia las ejecuciones extrajudiciales de civiles para hacerlos pasar por guerrilleros de las Farc muertos en combate.

Esos homicidios fueron cometidos supuestamente por divisiones del ejército colombiano en los departamentos de Cesar, Norte de Santander, Magdalena, Meta, Casanare, Vichada, Huila, Antioquia y Córdoba, entre 2002 y 2009.

La Fiscalía recordó que en su informe de 2016 tenía identificados a 29 oficiales militares de alto rango que estaban a cargo de las divisiones y las brigadas que cometieron esos “falsos positivos”.

La oficina de Bensouda reconoció que las autoridades colombianas han iniciado actuaciones judiciales contra 17 de esos 29 oficiales, pero añadió que “hay información contradictoria respecto del estado de algunos de los casos” y que espera “recibir información detallada” próximamente.

Respecto a los casos de “desplazamiento forzoso”, la Fiscalía de la CPI dijo que se ha avanzado en esa materia y nombró sentencias dictadas contra altos jefes y rangos medios paramilitares.

Redacción Internet – CM&