Nuevamente, el contratista Emilio Tapia tendrá que responder ante los estrados judiciales, esta vez por la suscripción irregular de un contrato con Emcali, en el cual, según la Fiscalía, se falsificaron documentos bancarios, para lograr dos millonarios contratos por $3.798 millones y $2.414 millones, para que una empresa lograra el convenio con la Planta de Tratamiento de Agua Potable (PTAR) de Puerto Mallarino.

“Falsificaron en la ciudad de Bogotá el documento privado denominado certificado de cupo de crédito, aprobada, de fecha 8 de febrero de 2021, usándolo al radicarlo el 15 de febrero de 2021, con la presentación de la propuesta ante Emcali. Documento falso que sirvió de prueba para cumplir con el requisito de idoneidad en el aspecto financiero”, explicó la Fiscalía.

Le recomendamos leer: Tarifas de energía en el país bajarían a finales de noviembre, confirmó la ministra de Minas y Energía, Irene Vélez

Pero este no es el único escándalo que enreda a Emilio Tapia, pues enfrenta tres condenas por el carrusel de los contratos, dos juicios por el escándalo de Centros Poblados y ahora una imputación por irregularidades en Emcali.

Vicente Valbuena, quien fue el fiscal que investigó el carrusel de los contratos, explica que Tapia se rodea de múltiples contratistas, y crea constantemente empresas fachadas para lograr los contratos.

Emilio Tapia está detenido en la cárcel El Bosque de Barranquilla, tras ser recapturado por el desfalco de 70 mil millones en el Ministerio de las Comunicaciones.