Un juez de control de garantías envió a la cárcel a los 10 policías vinculados con el homicidio de tres jóvenes en Sucre.

La juez del caso pidió además que se investigue si hay más uniformados implicados con el crimen.

La Fiscalía señala a los uniformados por los delitos de homicidio agravado, tortura, ocultamiento y retención ilegal, por su participación en la muerte de Jesús David Díaz, Carlos Alberto Ibáñez y José Carlos Arévalo, quienes fueron asesinados el pasado 26 de julio en el municipio de Chochó (Sucre), tras ser presentados como presuntos integrantes del Clan del Golfo.

La juez le pidió a la Fiscalía investigar a más policías que estarían vinculados con el crimen; y se continúa con la búsqueda del coronel Benjamín Nuñez, quien según los relatos de algunos de sus subalternos habría sido el responsable directo del homicidio de los jóvenes.