Durante la serie de audiencias de judicialización a los 10 patrulleros involucrados en el “falso positivo” a tres jóvenes en Chochó (Sucre), la Fiscalía difundió las pruebas que enredaban a los uniformados en cuestión, así como al coronel Benjamín Cuello.

Una de las presuntas pruebas habría sido difundida en redes sociales. Allí se suministró un archivo de audio que respondería a la presunta conspiración que habrían hecho los patrulleros para acabar con la vida de Jesús David Díaz, Carlos Alberto Ibáñez y José Carlos Arévalo.

“¡Mátelos, mátelos!… Mátelos a ese hijue… ¡Mátelo!”, se escucha a un presunto patrullero implicado en el triple homicidio. “901 Sampués […] vamos a estar 5-8 los cuadrantes acá en Sincelejo.”, se escucha decir a otra persona en el audio.

La prueba en cuestión haría parte del comprobante que entregó la Fiscalía sobre la responsabilidad del coronel Cuello en haber disparado “a quemarropa” a los tres jóvenes, quienes después fueron presentados como integrantes del Clan del Golfo.

“Iba en el platón del carro mirando hacia el frente, en la dirección que llevaba el carro y de un momento a otro escuché un disparo y, posteriormente, como seis o siete disparos. En el momento quedé impactado, atemorizado, muy teso, primera vez en mi vida que veía algo así, recién salido de la escuela y ver todo eso” , contó el patrullero Rafael Paz Barbosa, uno de los acusados.

También puedes leer: “Quisiera darles un abrazo”: papá de uno de los jóvenes asesinados en Sucre le confiesa a patrulleros implicados

“Torturados y abordados en la patrulla”

En la audiencia de imputación de cargos a los diez policías implicados en el crimen, el ente acusador señaló que las víctimas fueron golpeadas y posteriormente transportadas en una patrulla de la Policía a una carretera poco transitada, donde fueron asesinados.

“Rodeados de cuatro policías mientras estaban en el platón pero con vida; luego esta camioneta se desvía por la vía que conduce de Las Palmas a Sincelejo y es en este trayecto, menos habitado y distante -a pesar de que podían tomar otras vías que les resultaran más cercanas- encontrándose las tres víctimas en un estado evidente de indefensión pues en un vehículo oficial de la Policía rodeados por cuatro funcionarios, los tres jóvenes golpeados en distintas partes de su cuerpo, uno de ellos amarrados y otro con lección antigua”, fue la versión que entregó la Fiscalía durante las audiencias que se adelantaron el 23 y 24 de agosto.

La prueba podría ser la rectificación de que el coronel Cuello si disparó contra los tres jóvenes.