Con el objetivo de garantizar el suministro de combustibles, la alcaldía de Santiago de Cali activó un paquete de medidas que restringen, de manera temporal, la venta de combustibles líquidos.

Se establecen unos valores máximos para vehículos particulares de hasta 40.000 pesos por tanqueada; mientras que para las motos será de un máximo de 10.000 pesos y para el transporte de carga será hasta 200.000 pesos.

Lea también: Colombia declara “persona non grata” al Primer Secretario de la Embajada de Cuba

“Es importante precisar que esta decisión no afecta a los vehículos de servicio de transporte público individual y colectivo, organismos de emergencia y socorro, Cruz Roja, Defensa Civil, Bomberos, servicios de salud como ambulancias, vehículos de la fuerza pública como Policía y Ejército, Fiscalía, organismos de control, Ministerio Público, Migración, de la Gobernación, Alcaldía de Cali, Organizaciones No Gurbenamentales defensoras de Derechos Humanos, Organizaciones Internacionales, vehículos de servicios públicos como aseo, luz y agua, así como a vehículos de vigilancia y seguridad privada”, señaló William Vallejo, Secretario de Movilidad de Cali.

Así mismo, el mecanismo para que la ciudadanía pueda abastecerse de gasolina será bajo la modalidad de un sistema rotativo según el último dígito de la placa del vehículo.

En este sentido, los vehículos cuyo último dígito sea par (0, 2, 4, 6, 8) podrán acceder a las estaciones de gasolina los días pares; mientras que los vehículos cuya placa termine en número impar (1, 3, 5, 7, 9) podrán tanquear los días impares.

Los horarios que se han establecido para la venta de gasolina en la ciudad serán a partir de las 8:00am hasta las 5:00 pm.