El exalcalde de Medellín, Fabio Alonso Salazar Jaramillo; al exgerente del Instituto para el Desarrollo de Antioquia (IDEA), Álvaro de Jesús Vásquez Osorio; y al ex gerente general de las Empresas Públicas de Medellín (EPM), Federico José Restrepo Posada, fueron imputados como presuntos responsables del delito de interés indebido en la celebración de contratos. 

La Fiscalía afirma que, al parecer, los procesados intervinieron en discusiones que permitieron celebrar un contrato denominado BOOMT, el 30 de marzo de 2011, que habría desconocido los principios de buena fe contractual, planeación, transparencia, economía, responsabilidad y selección objetiva.

Le puede interesar: Piden a la Corte Suprema condenar a Aída Merlano por violar límites de gastos de su campaña al Senado

“La evidencia indica que, de forma paralela a la invitación pública internacional a precalificar, se realizó la negociación con EPM para se encargara, directa o indirectamente, a través de una empresa de su control, de la financiación y ejecución de la hidroeléctrica. De esta manera, presuntamente, se incurrieron en irregularidades para lograr un acuerdo de accionistas, nombrando un nuevo gerente de Hidroituango SA ESP y modificando el Manual de Contratación para permitir que uno de los socios, entiéndase EPM, fuera designado como contratista”, confirmó el Ente investigador.

Finalmente, tras la audiencia, los imputados no quisieron aceptar los cargos.