El Gobierno, a través de la Sociedad de Activos, reportó que este año se generaron más de 300.000 millones de pesos, por venta y arrendamiento de bienes en proceso de extinción de dominio.  

Adicionalmente, la SAE, entidad encargada de administrar los bienes en proceso de extinción de dominio, anunció que 964 bienes fueron puestos a la venta, con los que se espera recaudar cerca de 534.000 millones de pesos.

Según el fiscal general de la nación, Néstor Humberto Martínez, en los últimos dos años se han decomisado bienes por un valor cercano a los 12 billones de pesos.