El ministro de Justicia, Enrique Gil Botero, presentó hoy dos proyectos de ley, uno para el sometimiento de las bandas criminales y otro para darles un tratamiento penal diferencial a los pequeños cultivadores de hoja de coca.

El señor Gil Botero, llegó al Congreso con un mensaje de urgencia y de insistencia para que sean tramitados con prioridad los dos proyectos, que ya fueron presentados a las Cámaras legislativas el año pasado, pero no surtieron su trámite por falta de acuerdos políticos.

El del sometimiento de las bandas criminales, para los cuales no habrá impunidad, tendrán 50 por ciento de rebaja de la peña, pero a sus líderes no se les frenará la extradición y deben entregar todos los bienes mal habidos, las rutas del narcotráfico y la devolver de los menores reclutados.

“No habrá lugar a impunidad. Estamos hablando de una rebaja de penas para casos en los cuales la justicia aplica hasta 60 años de cárcel; también estamos exigiendo el sometimiento completo tanto de los jefes como de los integrantes de las organizaciones armadas ilegales”, explicó el ministro.

El otro proyecto, va a dar un tratamiento penal especial a los campesinos que cultiven menos de 2 hectáreas de hoja de coca.

“Se trata de un beneficio para los campesinos que tengan cultivos hasta de 1,7 hectáreas, que son el 88 % de las extensiones de plantaciones de coca que hoy tiene Colombia”, explicó.

Con el mensaje de urgencia, las comisiones primeras de Senado y Cámara deben emprender con prioridad el estudio de las dos iniciativas y a más tardar en 45 días convertirlos en ley de la República, o archivarlos si no hay un acuerdo entre el Gobierno y las bancadas.