Imágenes grabadas por testigos muestran uno de los dos accidentes que se registró en el Páramo de Berlín, cerca al municipio de Tona (Santander). Se investiga si el siniestro fue por error humano por microsueño e invasión del carril o exceso de velocidad.

“Veinticuatro ocupantes iban en este vehículo, fallecen 5 personas lamentablemente […] tres de estas personas fallecidas hacían parte de una familia: papá mamá y una niña de tan solo cuatro años. Las personas fueron asistidas en los centros médicos”.

También puedes leer: Caen dos cabecillas del Clan del Golfo en Bolívar: uno está implicado en homicidios de policías

Familiares de las víctimas denuncian descuidos y negligencia por parte de la empresa de buses que transportaba a los pasajeros.

“Ella traía (estaba) en el puesto 20 […] la levantaron de camino, la sacaron del puesto 20 y la pasaron al puesto siete, y si hubiera venido en el puesto que ella venía con el tiquete no le hubiera pasado nada”, denuncia Aureliano Durán Sánchez, padre de una de las víctimas.

“Dicen que fue un microsueño del conductor, eso es lo que dicen, que fue microsueño del conductor […] Nosotros pensamos en ese momento: terrible, porque pues bueno o sea ya mi sobrina está muerta y se quedan cuatro personas más fallecida, cinco con Erika. Y pues el llamado es a la empresa que por favor se manifieste con nosotros. Estamos acá, tenemos que llevarnos a Erika para Saravena”, añade Araceli Beltrán, familiar de una de las víctimas.

También se reportó un segundo accidente, el cual dejó un herido y daños ambientales irreparables, que ocurrió en la vía Curos-Málaga donde sin importar el cierre total, el conductor decidió pasar.