Una de las propuestas más esperadas por la opinión pública dentro de la reforma tributaria, que pasó su primer debate este jueves, tiene que ver con los impuestos y tributos a las iglesias.

La iniciativa, que es impulsada por la congresista Katherine Miranda, consiste en un impuesto a la renta del 20 % para todas las actividades económicas por fuera del rito, culto o beneficencia o educación que haga la Iglesia en Colombia.

“Esto es un gran avance porque si algunas iglesias se comportan como empresas pues que paguen como empresas, aseguró la congresista de la Alianza Verde, quien manifestó su felicidad por la inclusión del apartado de su propuesta en la tributaria.

Pese a la cadena de críticas y objeciones del impuesto, Miranda reitera que su iniciativa fue una promesa de campaña que realizó para las últimas elecciones legislativas del 13 de marzo.

“Quienes creen que ando monotemática con el impuesto a las iglesias, tienen razón. No soy de olvidar mis promesas de campaña, estamos trabajando para que eso suceda. Aquí todos ponemos, es lo justo, había dicho Miranda mediante un trino.

“Como presidenta de las comisiones económicas del Congreso daré todo por la eliminación del 4×1000 y los impuestos a las iglesias. Para muchos soy terca, para mi es perseverancia para poder cumplirle a mi país, había escrito en Twitter anteriormente.

También puedes leer: Presidente Petro aplaza firma del Gran Acuerdo Nacional de Compra de Tierras a Fedegán

Instituciones “sin ánimo de lucro”

Gustavo Bolívar, senador por el Pacto Histórico, fue una de las personalidades políticas ‘de peso’ que se mostró a favor del cobro tributario y aseguró que, si las iglesias en verdad son una “institución sin ánimo de lucro” es decir, si sus propietarios no van tras riquezas, deberían aceptar, sin tanto drama, el pago de impuestos.

“Si no dan ejemplo de solidaridad y piedad con los más pobres están traicionado la palabra de Jesús. Diezmo a las iglesias”, aseguró.

“Es una persecución”

Contrario a las opiniones de Miranda y Bolívar, la senadora María Fernanda Cabal es otra de las grandes personalidades en el Congreso que se mostró enfática al señalar que la iglesia es “perseguida en los regímenes socialistas”, postura a la que Katherine Miranda se encargó de responder de forma contundente.

“La iglesia es perseguida en los regímenes socialistas y empiezan difamando su función, para justificarlo. “Empresas electorales que se lucran de incautos”, ¿También van a prohibir la libertad de culto?”, afirmó la senadora del Centro Democrático.

“Ay señora, recójase. Bien dice Mateo 22:21 “Pues dad al César lo que es del César, y a Dios lo que es de Dios” Entonces tenemos una Biblia socialista”, le replicó Miranda.