Hasta la vereda Don Diego, situada en el piedemonte de la Sierra Nevada de Santa Marta, llegan las mujeres de la etnia Kogui para dar en adopción a sus hijos y así, salvarlos de la muerte.

Los esposos Carmen y Álvaro han adoptado a tres niños indígenas Kogui hasta educarlos.
“Los niños en su nuevo hogar siempre han compartido una cultura diferente y han crecido con aspiraciones en la medicina”, indicó Carmen Álvarez Sierra.

Lea también: “Probablemente el COVID-19 conviva con nosotros mucho tiempo”: MinSalud

Desde la vereda Don Diego la señora Carmen le hace estas recomendaciones al presidente electo Gustavo Petro.

“Que Petro no se acuerde de los indígenas solo para hacer sus rituales de sanación y protección, sino que mire la situación de los indígenas y les dé más protección”, indicó Sierra.

Mas de 50 niños de la etnia Kogui han muerto por enfermedades respiratorias y desnutrición aguda en la población de Taminaka entre Dibulla y el Magdalena.