La Sala de Instrucción de la Corte Suprema de Justicia decidió que la investigación contra el exsenador Richard Aguilar, por presunta corrupción en contratos de la Gobernación de Santander, será asumida por la Fiscalía General de la Nación.

Aguilar había renunciado a su curul y a su fuero como congresista, tras ser capturado por orden de la Corte Suprema, buscando un cambio de juez en virtud de que los hechos por los que se le investiga no guardaron relación con su ejercicio como senador.

Lea también: La CUT anuncia nueva movilización para el próximo jueves 26 de agosto

Aguilar deberá responder en una investigación que lo vincula con el direccionamiento de millonarios contratos, por presuntamente haberse quedado con 2.400 millones de pesos en ‘coimas’ y haber permitido la repartición de 3.500 millones de pesos en sobornos entre sus funcionarios.