La Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) imputó a dos coroneles y 13 militares más por 126 asesinatos y 120 desapariciones forzadas en la región del Caribe.

Este es en el segundo auto del caso de ejecuciones de civiles conocidas como “falsos positivos“, por el que la semana pasada ya acusó a 10 miembros del Ejército y un civil.

 

Te puede interesar: Venezuela rechaza acusaciones sobre atentado contra el presidente Iván Duque

 

 

La JEP imputa crímenes de guerra y de lesa humanidad a otros 15 miembros del Ejército por falsos positivos en la costa caribe“, dijo el magistrado Óscar Parra.

Se trata de “dos coroneles, seis oficiales, cuatro suboficiales y tres soldados del batallón La Popa (con sede en Valledupar)“, detalló Parra.

 

Mira también: Desde Venezuela se ordenó ataque al presidente Duque y la Brigada 30: Mindefensa

 

 

La JEP volvió a encontrar “patrones de macrocriminalidad” en la actuación del Ejército Nacional y alianzas con grupos paramilitares con el fin de atraer a jóvenes inocentes y asesinarlos para presentarlos como guerrilleros y así inflar las cifras de “muertes en combate” y obtener recompensas e incentivos de sus superiores.