La junta directiva del Banco de la República elevó en 0,25 % su tasa de interés, después de un año y medio de mantenerla en su nivel de 1,75 %.

El Emisor tomó esta decisión teniendo en cuenta el comportamiento de la inflación y la necesidad de controlar los efectos de las alzas de precios que se han registrado en los últimos meses y semanas.

 

Lea también: Corte protegió derecho a pensión de víctimas del conflicto durante periodo de omisión legislativa

 

En un comunicado, el Banco de la República precisó que “en una decisión por mayoría de 4 a 3, se incrementó la tasa de interés en 25 puntos básicos, llevándola a 2,0%. Los tres miembros que se distanciaron de la decisión mayoritaria votaron a favor de un aumento de 50 puntos básicos”.

Entre las consideraciones para subir los intereses el Banco tuvo en cuenta las siguientes:

• En el tercer trimestre la actividad económica retomó su senda de recuperación que se vio interrumpida por los bloqueos y el tercer pico de la pandemia durante el trimestre anterior. El fortalecimiento de la demanda interna al igual que la proveniente de los principales socios comerciales soportarían el mayor dinamismo económico en lo que resta del año, con lo cual se espera un crecimiento de 8,6% para 2021 y de 3,9% en 2022. El mayor crecimiento económico previsto permitiría que los excesos de capacidad productiva se cierren a una velocidad mayor que la contemplada anteriormente.

 

Lea también: Coronel Esparza, quien comandó liberación de Íngrid Betancourt, pedirá reincorporación

 

• En agosto la inflación anual continuó su tendencia al alza y se situó en 4,4%, mientras que la inflación básica (IPC sin alimentos ni regulados) alcanzó 2,3%. La mayor senda de inflación se explica en gran medida por choques de oferta locales e internacionales de carácter transitorio, pero de diferente duración. A esto se agrega la reversión parcial de algunos alivios de precios, en un contexto de demanda más dinámica y de reducción de los excesos de capacidad de la economía.

El ministro de Hacienda, José Manuel Restrepo, afirmó que aun con este aumento de tasas, la política monetaria sigue siendo expansionista. Naturalmente debe ser prudente para no afectar la inflación”.