La Superintendencia de Industria y Comercio multó a nueve empresas y 16 personas naturales, por 28.434 millones de pesos, por haberse cartelizado y violado la libre competencia para ganar al menos 19 contratos del Programa de Alimentación Escolar en Bogotá, entre 2007 y 2017.

“Los proponentes se concertaron con el fin de defraudar el régimen de competencia y de esa manera no generar ningún ahorro en los procesos de selección, no competir cuando les convenía para que los procesos se declararán desiertos”, afirmó el superintendente Andrés Barreto.

Le puede interesar: “Si no retorna la democracia a Venezuela, esta crisis va a seguir creciendo”: Duque sobre situación de migración

Las empresas Aerodelicias, Servicial, La Campiña, Catalinsa, Diseral, Ibeaser, Liber, Spress y Supercolombiana también se asociaron para emprender acciones jurídicas.

“Cuando el distrito intentaba cambiar la modalidad de contratación, iniciaban una guerra jurídica en contra de eso”, dijo Andrés Barreto, superintendente.

La Contraloría investiga irregularidades en los contratos del programa de alimentación escolar por 42 mil millones de pesos. El director de la Unidad Alimentos para Aprender, Juan Carlos Martínez, responsable nacional del PAE, hizo un llamado a los entes de control.

“Esperamos que además de las alertas para presionar el cumplimiento, adelanten las investigaciones porque solo ellos pueden sancionar ante estos incumplimientos”, afirmó Juan Carlos Martínez, responsable nacional del PAE.

Precisamente este jueves en la Corte Suprema de Justicia avanzó en un juicio contra el gobernador del César Luis Monsalvo Gnecco por presuntas irregularidades y peculado en un contrato para el PAE por 17 mil millones.