El Gobierno nacional, la Alcaldía de Bogotá y la Gobernación de Cundinamarca, elaboraron el protocolo exprés que se estrenará el próximo miércoles en el paro nacional.

El documento impone obligaciones para los manifestantes, como abstenerse de portar elementos explosivos y cualquier objeto que pueda causar daño a la infraestructura.

En video: Disidencia de las Farc busca infiltrar minga indígena: general Óscar Atehortúa

Los alcaldes y gobernadores tendrán que instalar puestos de mando unificados, reunirse con los manifestantes, pactar rutas y horarios de movilización.

La Policía Nacional deberá hacer uso de la fuerza como último recurso y tendrá la obligación de evitar infiltraciones para lo cual adelantará labores de inteligencia para identificar a los vándalos.

Además, será deber de la institución reportar cualquier información sobre posibles infiltrados a las autoridades locales.

Publicidad

En video: Claudia López pide al Gobierno hablar con la minga indígena y se ofrece como mediadora

El protocolo no incluye pólizas a cargo de los manifiestas ni la prohibición en el uso de la capucha.

Ese fue uno de los temas más polémicos entre el Gobierno nacional y Distrital, tema que seguramente será ampliamente discutido en el protocolo ordenado por la Corte Suprema de Justicia.