El Consejo de Estado condenó al Ejército Nacional por la muerte de dos hombres que fueron dados de baja supuestamente durante un operativo militar contra bandas de tráfico de estupefacientes en zona rural de Tierra Alta, Córdoba, en 2006.

Soldados del Batallón de Infantería Junín aseguraron que las víctimas abrieron fuego contra ellos durante un operativo militar en el corregimiento El Loro. Además, señalaron que pertenecían a la banda criminal «Los Traquetos» y que se encontraban fuertemente armados.

Por su parte, los familiares dijeron que los jóvenes se habían desplazado hasta el lugar para comprar madera y que no tenían antecedentes penales.

Para la Sección Tercera del Consejo de Estado es claro que se trató de una ejecución extrajudicial porque el Ejército no pudo demostrar que efectivamente los dos hombres pertenecían a grupos ilegales.

El alto tribunal recordó que la Fuerza Pública debe cumplir con sus fines esenciales que son servir a la comunidad, promover la prosperidad general y garantizar la efectividad de los principios, derechos y deberes consagrados en la Constitución.

El fallo también hace un llamado de atención a la Fiscalía General de la Nación por no haber investigado el caso para castigar a los responsables, puesto que ya es cosa juzgada y no se puede reabrir el proceso.

Publicidad

Nancy Torres Leal